De la mano de compras oficiales -operadores calculan entre u$s 40 y u$s 50 millones- y de un leve repunte de la demanda privada, el dólar cerró casi estable este jueves a $ 62,91 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito. Ocurrió en un contexto en el que el cepo hard establecido por el Banco Central mantiene virtualmente paralizado al mercado de cambios.

En el Banco Nación, por su parte, el dólar se vendió a $ 62,50, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $ 65,45.

En tanto, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa sumó siete centavos a $ 59,83 en una rueda con muy poco volumen operado.

“Las compras oficiales sostuvieron los precios desde el arranque del día pero se desligaron de la suba final que fue motorizada por órdenes de compra del sector privado que no tuvieron demasiada respuesta en un mercado que tiene baja profundidad y liquidez, derivada del acentuado control de cambios”, destacó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Los precios se sostuvieron en el inicio por la presencia de los bancos oficiales con sus compras habituales pero con una reacción final justificada por un rebote de la demanda genuina.

En ese contexto, los mínimos de la fecha se anotaron en los $ 59,74 a poco de comenzada la sesión, apenas un centavo arriba del final previo. Los valores se mantuvieron cristalizados en el nivel de regulación durante casi todo el transcurso de la rueda, marcando una estabilidad que se alteró sobre el final cuando, en un escenario de poca profundidad de la oferta, puntuales órdenes de compra impulsaron una mejora de los precios que los llevaron a tocar máximos en los $ 59,85.

El volumen total operado fue de u$s 217 millones, un 7,6% menos que el miércoles.

Dólar blue, “contado con liqui” y MEP

En el mercado paralelo, por su parte, el dólar blue cae 25 centavos este jueves a $ 66,50, de acuerdo a un relevamiento efectuado por Ámbito en cuevas de la city porteña. De esta manera, la brecha entre dólar “negro” y oficial minorista cede al 5,7%.

En el mercado bursátil, el dólar “contado con liqui” cae 16 centavos a $ 75,18, por lo que la brecha con la cotización mayorista se ubica en el 25,9%.

En tanto, el dólar MEP o Bolsa aumenta 26 centavos a $ 71,99, lo que implica un spread del 20,3% frente al precio de la divisa que opera en el MULC.