El docente de música que se filmó masturbándose en un aula de Rosario había sido ordenado como diácono y prebístero por una iglesia carismática no reconocida y que tiene un pasado oscuro.

 


Diego L., el docente del Normal 1 denunciado por haberse filmado masturbándose en el aula de música de la escuela, tiene un pasado como sacerdote trucho de la Iglesia Católica Apostólica Carismática de Jesús Rey y otros grupos calificados como “sectas” por el Arzobispado local. Esa iglesia tampoco aparece en el Registro Nacional de Cultos.

Pasado religioso

El maestro fue ordenado “diácono” de ese grupo religioso en 2011 y ascendido a prebístero en 2012. Sin embargo, desde la propia Iglesia no oficial después lo acusaron de ser un “ex clérigo” apartado por denuncias en su contra.

El propio docente exhibicionista dejó constancia de su camino religioso en un blog personal. El 3 de julio de 2011 compartió su “Ordenación Diaconal Anglicana”. Allí quien se presenta como “monseñor” de esa iglesia, Rómulo Braschi, confiere “el sagrado orden del Diaconado al clérigo don Profesor Diego M. L.” y se añade el número de documento que coincide con el del denunciado.

Leer más: Normal 1: docente de inicial se filmó masturbándose en el salón

El 18 de marzo de 2012, el propio Braschi, “patriarca” de la Iglesia “Jesús Rey”, ordenó como “Presbiterado” a Diego L. por “la imposición de manos y la oración consecratoria según materia y forma del Pontifical Romano”. El acta religiosa publicada en el blog se firma en San Vicente, provincia de Buenos Aires.

“Monseñor Braschi” fue declarado “sacerdote disidente” y su ordenación fue declarada “no válida” por la Conferencia Episcopal Austríaca. El sacerdote Rómulo Braschi fue excomulgado en los años setenta y como continuó realizando ceremonias y consagrando a nuevos sacerdotes su accionar fue calificado de “farsa y propia de una secta”, según publicó la agencia de información religiosa Zenit.

Camino religioso extraoficial 

Pero el maestro de música del Normal 1, ahora denunciado por los padres, siguió su camino religioso extraoficial. El 3 de febrero de 2013, Diego M. recibió otro diploma por uno de los grupos no reconocido por la Iglesia. La Archieparquía Metropolitana Veterodoxa del Occidente Austral le otorgó la “Sucesión Apostólica Romana y Bizantina Eslava” de manos del “metropolita Ariel Jesús Milillo”.

Milillo, el nuevo obispo que abrazó al profesor exhibicionista, está vinculada a la Iglesia Ortodoxa Bielorrusa Eslava. Esa grupo no reconocido de forma oficial tiene un antecedente por demás de oscuro para Rosario.

El represor durante la última dictadura cívico militar Jorge Walter Pérez Blanco, fallecido en 2013, estaba vinculado a la Iglesia de la Unificación o “secta Moon”, informó Página 12 y el periodista local Fabián Scabuzzo. El ex civil de Inteligencia del Destacamento 121 del Ejército ejercía como pastor luterano bajo el nombre Jorge W. Pérez, según lo reconoció la Iglesia Ortodoxa Bielorrusa Eslava en la necrológica de homenaje al represor.

Conflictos

Algo se quebró entre el “sacerdote” y “su Iglesia” porque en junio de 2014 en el Facebook de la Iglesia Católica Apostólica Carismática “Jesús Rey” exponen denuncias contra Diego L por hacerse pasar por cura y exhortan “a los fieles a que se cuiden por ser un falso sacerdote”.

Leer más: Separan del cargo al maestro del Normal N° 1 que se filmó desnudo

En ese sentido, fuentes del Arzobispado local confirmaron que el maestro intentó entrar al seminario hace unos años pero no fue admitido y “se hizo sacerdote de una secta”.