Los reclusos reclaman prisiones domiciliares y el regreso de la Ley del 2×1.

Cerca de nueve mil presos realizan una huelga de hambre en cárceles bonaerenses en reclamo de prisiones domiciliares y el regreso de la Ley del 2×1.

Los reclusos que realizan la medida de fuerza -iniciada el pasado 5 de diciembre- representan un 20 por ciento del total de los 46 mil detenidos en la Provincia de Buenos Aires y las unidades penitenciarias 21 de Campana, 6 de Dolores, 2 de Sierra Chica y 15 de Batán son las que registraban mayor acatamiento.

Los principales reclamos de los presos son la morigeración en las condiciones de detención por medio del otorgamiento de prisiones domiciliarias que permitan descongestionar los penales.