El Gobierno mantendrá congelada las tarifas durante seis meses y buscará rediscutir con las empresas del sector el marco normativo para determinar cómo deberían actualizarse las boletas.

 

Así lo confirmó este lunes el presidente Alberto Fernández, que adelantó algunos de los puntos que estarán incluidos en el proyecto de ley de Solidaridad y Reactivación Productiva que llegará al Congreso este martes. Si bien el jefe de Gabinete Santiago Cafiero había asegurado que las tarifas no iban a quedar congeladas, el jefe de Estado confirmó que no habrá aumentos hasta fines de junio.

“Vamos a terminar con la dolarización de las tarifas. El Gobierno de Mauricio Macri suspendió los aumentos de marzo y septiembre para dejarlas para después de las elecciones. Se fue sin aplicar esos aumentos y nosotros no vamos a aplicarlos”, dijo el mandatario.

“Vamos a darnos tiempo hasta el 30 de junio para redeterminar el sentido de las tarifas. A nuestro juicio, las tarifas deben servir al modelo productivo. Este es un sistema de tarifas que beneficia al que produce energía, pero que no le sirve al resto de la Argentina”, consideró el Presidente.

“Como este sistema está pensado por esas empresas, tienen un colchón amplio como para que podamos discutir un nuevo régimen tarifario. Quiero creer que van a entender la crisis en la que estamos y van a ser parte de los que acompañen y ayuden. A ellos les ha tocado ganar, no tengo ningún interés en revisar o rediscutir lo que han ganado, ahora lo que necesito es que ayuden”, consideró Fernández.