Se trata de Miguel Antonio Ferreira Vera de 34 años. Fue condenado como autor de los delitos de robo agravado, compelimiento y evasión. El fiscal Gustavo Latorre estuvo a cargo de la investigación de los ilícitos.

 

Un hombre de 34 años identificado como Miguel Antonio Ferreira Vera fue condenado a seis años prisión como autor penalmente responsable de los delitos de robo agravado por el uso de arma, compelimiento y evasión cometidos en enero de 2017. Todos los ilícitos fueron realizados en concurso real entre sí.

La sentencia fue dictada por el juez Gustavo Gon en un juicio en el que se abreviaron los procedimientos. Por su parte, el fiscal a cargo de la investigación fue Gustavo Latorre.

“El condenado aceptó su responsabilidad criminal en los ilícitos”, subrayó el fiscal. Por otra parte, informó que “la víctima –a través de sus representantes– manifestó su conformidad con la pena impuesta y con la modalidad de juicio abreviado”.

Fuga

“Ferreira Vera –que es de nacionalidad paraguaya– estaba legalmente detenido por disposición del Juzgado Federal de la ciudad de Reconquista en el pabellón número 1 de la Alcaidía de la Unidad Regional XIX de Vera”, informó Latorre. “Sin embargo, el lunes 30 de enero de 2017, alrededor de las 18:30 se evadió luego de escalar y cortar los alambres de púa que cercaban el patio de su lugar de detención”, agregó.

Latorre sostuvo que “una vez que estuvo en la vía pública, se dirigió a un comercio y le solicitó al personal de dicho establecimiento que le llamaran un remís”. En tal sentido, el fiscal añadió que “se subió al coche de alquiler y le pidió al conductor que lo trasladara a Reconquista, luego le consultó el costo del viaje hasta la ciudad de Santa Fe y, finalmente, le pidió que lo dejará en la entrada de Vera”.

“Mientras el remisero conducía hacia el último destino indicado, el imputado sacó un cuchillo, lo amenazó con matarlo, con asesinar a su familia y lo compelió a que siguiera conduciendo por la ruta nacional número 11 –hacia el sur– con destino a la capital provincial”, manifestó el fiscal. “Además, aprovechándose de la situación, le sustrajo 1.300 pesos a la víctima”, indicó.

El fiscal relató que “minutos antes de las 20:00, la víctima recibió una llamada del dueño de la remisería, atendió el celular en altavoz y escuchó que le decía que tuviera cuidado porque su pasajero era un preso fugado”. En tal sentido, el fiscal detalló que “luego de escuchar el llamado, el imputado le quitó el celular al conductor y le ordenó que siguiera manejando hacia la ciudad de Santa Fe”.

En Santa Fe

“Alrededor de las 22:00, llegaron a la capital provincial. Durante todo el viaje, el condenado mantuvo un cuchillo en el cuello del remisero, a quien obligó a conducir hacia la zona oeste”, precisó Latorre. “En inmediaciones de la intersección de la avenida Presidente Perón e Iturraspe, el condenado iba a bajarse, pero como había un móvil policial, le exigió al remisero que siguiera conduciendo por la autopista Santa Fe–Rosario con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, narró.

Por último, Latorre manifestó que “casi a la 1 de la madrugada del martes 31 de enero, el remisero le dijo a Ferreira Vera que no tenía más combustible, que estaba exhausto y que ya no podía seguir más. A raíz de ello, el condenado le requirió que detuviera el automóvil, lo amenazó nuevamente con matarlo a él y a su familia, se bajó del auto y salió corriendo hacia la oscuridad de un descampado”.

Detención

Ferreira Vera fue detenido días después –junto a otras personas– por personal de la Policía Vial en inmediaciones de la ruta nacional número 19, en jurisdicción del departamento Las Colonias. “Fue en un procedimiento de rutina, en el que ofrecieron dinero a los agentes de la fuerza pública a cambio de que los dejaran seguir transitando”, indicó Latorre.

“Los policías se negaron y los detuvieron. Al constatar que Ferreira Vera tenía antecedentes penales condenatorios y que se había evadido de la cárcel, fue puesto a disposición de la Justicia Federal y nuevamente quedó privado de su libertad”, concluyó el fiscal.