El Congreso Nacional aprobó el sábado por la madrugada la ley que autoriza al Gobierno, entre otras iniciativas, a establecer un impuesto del 30% a la compra de divisas. Se trata de una sola medida, dentro de todo el paquete que fue sancionado, pero es el punto más controvertido y el que genera más preguntas.

 

 

En primera instancia, el propio texto de la normativa, detalla que el dólar turista (como el resto de las medidas) entran en vigencia desde la aprobación de la ley, es decir, desde la madrugada del 21 de diciembre.

Aún hay varios interrogantes que se despejarán cuando se reglamente, pero la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva enumera las operaciones que van a estar alcanzadas por el dólar turista, es decir que van a tener un recargo del 30% respecto del dólar oficial. También, las excepciones.

Hay que aclarar que quedaron fuera de la normativa las compras de bienes o servicios en cuotas realizadas con anterioridad a la vigencia de la ley, es decir antes del 21 de diciembre. Las importaciones de insumos para la producción tampoco serán alcanzadas por la ley que busca alcanzar la solvencia fiscal, fortalecer las reservas internacionales y reactivar la economía.

Qué operaciones quedarán sujetas al 30%?

Compra de divisas para el ahorro y el turismo

La norma estableció un impuesto del 30% a la adquisición de divisas para turismo y atesoramiento, o compras que supongan el uso de moneda extranjera por el término de cinco años, y que tiene como finalidad la de preservar los dólares que conforman las reservas internacionales del país e incentivar el ahorro en pesos.

Están incluidos los cheques de viajero.

Streaming

Netflix, Spotify y Youtube y todo servicio online o de streaming que se factura desde el exterior se aplicará el impuesto. Todavía no se conoce si se aplicará sobre el precio final, incluido el 21% del IVA.

Pasajes, paquetes y alquileres turísticos

Sí, el impuesto aplica a la compra de servicios en el exterior que se contraten vía agencias de viajes. Sin embargo, la opción de pagar en destino en efectivo, que ofrecen aplicaciones como Booking, puede resultar una opción viable para saltar el gravamen. Esta situación provocó la queja de las agencias argentinas que no contarán con esa alternativa. En el sector argumentan que la medida del Gobierno los perjudica al generar una disparidad en el mercado.

El plus también se cobrará sobre alquileres temporarios dentro del país si son contratados por plataformas internacionales como AirBnb.

Pasajes aéreos, terrestres y vía embarcaciones fuera del país también son englobados por el adicional, excepto que, sean cobrados en pesos. En ese sentido, Lan Argentina y Aerolíneas Argentinas serían las únicas empresas a las que se les pueda comprar los tickets sin desembolsar el impuesto.

Esas firmas, además, no tienen que girar sus dividendos al exterior, por lo que cumplen con los requisitos pretendidos en la ley de emergencia.

La excepción: pasajes al exterior a ciudades limítrofes

No pagarán el 30% quienes viajen entre ciudades limítrofes, con la condición que el pasaje se pague en pesos. Aún hay dudas en este punto.

Las compras online ​

También son alcanzadas por el impuesto las operaciones realizadas a través de Amazon, Ebay y Alibabá, entre otros. Es decir, “cualquier otra modalidad por la cual las operaciones se perfeccionen, mediante compras a distancia, en moneda extranjera”, como puntualiza el Proyecto.

Cuotas y plazos

Los servicios contratados con empresas del exterior, el recargo se concreta en la fecha de cobro del servicio. En el caso de pagar en cuotas, el 30% se ejecutará en su totalidad con el primer pago.