Foto de archivo

La ordenanza N° 12.366 de tolerancia cero al volante en la ciudad, fue sancionada en agosto de 2019 por el Concejo Municipal. Desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana declararon “estamos trabajando para hacer efectivo el cumplimiento de la ordenanza a partir del mes próximo”.

Leer también: Buenos resultados en los controles de tránsito durante fin de año

El Legislativo modificó un artículo del Reglamento General de Tránsito. A partir de febrero, se entenderá que cualquier persona tendrá un estado de intoxicación alcohólica cuando la medición detecte la presencia de estas sustancias sea cual sea el porcentaje concentrado en la sangre.

“Esperamos tener una respuesta positiva por parte de los ciudadanos para generar una mayor concientización en cuanto a la conducción responsable”.

En la norma se establece un régimen distinto al que se venía utilizando. El nuevo procedimiento afectará tanto al control como a las sanciones en relación a la ingesta de alcohol previa a conducir.

Mientras se elabora el nuevo protocolo, la secretaría expresó “esperamos tener una respuesta positiva por parte de los ciudadanos para generar una mayor concientización en cuanto a la conducción responsable”.

Multas y sanciones

Cabe recordar que los aranceles de las multas se establecen a partir de la Unidad UF. Está se calcula en relación al precio de la nafta. Actualmente, el costo por unidad es de 28,59 pesos.

Sobre este punto, se modificó el artículo 70° de la Ordenanza N° 7282, correspondiente al Régimen de Infracciones y Penalidades, fijando un nuevo valor para las multas.

Un conductor cuyo control indique una alcoholemia de 0,3 a 0,7 gramos por litro de sangre por ejemplo, será sancionado con valores que oscilan entre los 5.400 pesos hasta los 18 mil pesos. También sufrirá una inhabilitación de hasta 180 días para hacer uso de su carnet.

Al costo de la multa lo determina el Juez de Faltas. Vale destacar, que el valor de las sanciones, así también como el impedimento de conducir, aumentan en relación directa a la cantidad de gramos de alcohol por litro de sangre que se presente en el responsable del vehículo.