Al respecto del nuevo régimen de sponsorización, la Concejala macrista y Vicepresidenta del Ente de la Movilidad, Renata Ghilotti, aclaró: “Las bicicletas son y seguirán siendo públicas. Lo que haremos será sólo buscar auspiciantes que nos permitan ir disminuyendo los precios. Y en un futuro, porque no, pensar en la gratuidad total del sistema”.

En detalle, sobre el sistema de bicicletas públicas, se aprobó un Decreto modificando el régimen tarifario original de las bicicletas públicas. Y estableciendo que: “El Departamento ejecutivo deberá convocar a licitación pública para la concesión del uso de los espacios físicos con valor publicitario”.

Bicicletas gratuitas

“Hace tiempo venimos trabajando para lograr que en Rosario, así como sucede en otras partes del país y del mundo, las bicicletas públicas sean gratuitas. En la sesión del lunes dimos el primer paso”, manifestó la edila.

Lee también “Pretendemos brindar seguridad a los ciclistas y promover el uso de la bicicleta como medio de traslado sustentable”

Sobre la puesta en marcha de un nuevo cuadro tarifario, Ghilotti aclaró que “mientras se llama a licitación pública sobre los espacios publicitarios, regirá un nuevo esquema tarifario. Será sobre el valor del alquiler de las bicicletas que tomará como base el valor del boleto laboral de 80 viajes. Generando así un descuento del 5% en las modalidades diaria, mensual y anual”.

Suscripción ocasional

“Se incorpora además la suscripción ocasional para aquellos que no lo usan habitualmente, y que antes debían pagar el día completo. Como así también la posibilidad de hacer trasbordos gratuitos entre la bici y el colectivo, o viceversa. Siempre dentro del régimen de tarifa integral horaria”, añadió Renata.

Por otro lado Ghilotti aclaró que se amplían los tiempos de utilización en las bicicletas y que ahora los usuarios “podrán hacer uso del servicio durante 60 minutos”. Anteriormente el límite máximo para devolver o cambiar el rodado en una estación era de 30 minutos, y según la concejala, “esto generaba cierto apuro innecesario en los usuarios, quienes debían trasladarse varias cuadras en muy poco tiempo aumentando los riesgos de que ocurran accidentes”.