En la última sesión de 2019, con 11 votos afirmativos, 30 negativos y 3 abstenciones, los diputados de la provincia de Santa Fe rechazaron el proyecto impulsado por el gobernador Omar Perotti que promovía  una serie de medidas para hacer frente a la difícil coyuntura provincial.

El paquete de normas, unificado bajo el nombre de “ley de emergencia”, preveía el incremento de impuestos provinciales y la declaración de emergencia en materia sanitaria, alimentaria, económica y de seguridad. También planteaba una actualización del Impuesto Inmobiliario Rural y aumentar la presión fiscal a cerealeras y entidades bancarias mediante la suba de la alícuota de Ingresos Brutos.

El resultado de la votación fue 11 votos afirmativos, 30 negativos y 3 abstenciones.

Cabe recordar que la iniciativa contaba con media sanción de la Cámara de Senadores, otorgada el pasado viernes.

Sin acuerdo entre los legisladores del oficialismo y los opositores del Frente Progresista y Juntos para el Cambio, el proyecto no pasará a comisiones. En la opinión de algunos diputados, el texto podría volver a tener estado parlamentario recién a partir de mayo.

Luego de un cuarto intermedio, los diputados siguieron con el tratamiento de la Reforma Tributaria.