Evelyn Lencina, la madre de Adrián Insaurralde, el menor que se suicidó días atrás en Reconquista, y su actual pareja Carlos Daniel Vicentín, fueron imputados por el fiscal Juan Marichal y se les dictó la prisión preventiva por 60 días. Ambos están detenidos desde el jueves.

El fiscal Juan Sebastián Marichal les adjudicó la autoría del delito de abandono de persona seguido de muerte. En el caso de la madre, esta imputación se agravó por ser progenitora y por impedimento de contacto del niño con su padre biológico.

En el caso del padrasto el delito se lo calificó en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencias y amenazas. Y por haber sido cometido a la persona a la que se deba un respeto particular.

“Defendimos la calificación de abandono de persona por haber puesto en peligro la salud física y psicológica de cuatro niños” expresó el fiscal al medio ADSF.

El magistrado especificó que se puso en peligro la vida de los niños no solo con el abandono de persona, sino con golpes, impedimento de ayuda de terceras personas e intimidaciones, todo en el domicilio familiar. El fatal desenlace se dio como resultado de ello.

“No estamos diciendo que quisieron matarlo, ya que sino tendríamos un homicidio. El delito es omisivo, es no hacer lo que debían para evitar el peligro de vida de los niños que estaban a su cargo”, especificó.

Para la madre puede recaer una pena de 6 a 23 años de prisión, mientras que el padrastro puede tener una pena de 5 a 15 años de prisión.