Tiene 41 años y es el quinto involucrado en la causa que instruye la fiscal Haurigot tras la denuncia de la propia firma por el faltante de 4 mil metros.

Otro empleado de la Empresa Provincial de la Energía fue imputado por el robo en 2018 de más de 4 mil metros de cable de cobre de media tensión. Valuados en más de un millón de pesos.

La sustracción se realizó mediante el fraccionamiento o cortado y posterior carga de los cables en vehículos de la empresa. Fue el propio titular, Maximiliano Neri, el que formuló la denuncia a través de la abogada Julia Torrez.

Acusado

El acusado, identificado como David Guillermo M., tiene 41 años y llegó a la audiencia en libertad, en Fiscalía, donde escuchó el delito de “robo agravado por ser en poblado y en banda en calidad de autor” que le adjudica Valeria Haurigot. De la Unidad de Investigación y Juicio del Ministerio Público de la Acusación.

Según la conducta que el MPA considera probada, “durante el período comprendido entre el 09/05/18 y 18/07/18, dentro de las instalaciones de la Estación Transformadora Rosario Sur de la EPE, ubicada entre las calles Falkner, Villarino, Huemul, Crespo, Sabattini y Nahuel Huapi de Rosario, mediante abuso de su empleo o cargo público, sustrajo junto a Armando M., Adriano C., Julián F. y Osvaldo G. y otras personas que aún no han sido identificadas, el equivalente a 4.320 metros de cable de cobre de media tensión”.

El botín estaba valuado por entonces en más de un millón de pesos. Había sido guardado en el lugar luego de ser desconectado de manera programada y controlada de transformadores. Para ser reemplazados por nuevos cables y recuperados luego conforme su aptitud.

Fue asistido por los abogados Claudio Corvalán y Evelyn Quain.

El padre, acusado por incendio

El imputado es hijo de Julio Oscar Marcos, un exempleado de la EPE y parte de Luz y Fuerza. Que resultó absuelto en el proceso en el que fue acusado de haber provocado el incendio en la Facultad de Derecho del 1 de julio de 2003.

“Tiré bombas de estruendo, pero soy inocente. Yo no causé el incendio”, declaró Marcos ante el juez Federal Nº4, Marcelo Bailaque. Quien en 2009 lo absolvió de culpa y cargo.

De los seis involucrados, había sido el único imputado que fue a juicio. El resto firmó una probation.