Un pasajero argentino del crucero “Diamond Princess”, que permanece en cuarentena frente a las costas de Japón, está infectado con el coronavirus.

Figura entre las 61 personas que contrajeron la enfermedad, según anunciaron las autoridades de ese país. Así se convierte en el primer latinoamericano diagnosticado.

El crucero llegó el lunes por la noche al puerto de Yokohama (suroeste de Tokio), cuenta con unos 3.700 pasajeros y tripulantes, de los cuales 273 se sometieron a las pruebas de detección.

“Llegaron los resultados de los 171 tests restantes, de los cuales 41 dieron positivo”, anunció el viernes el ministro de Salud japonés, Katsunobu Kato, con lo que se triplica la cifra inicial de casos. Estos pacientes serán hospitalizados, al igual que los anteriores.

Además del argentino, hay 21 japoneses, 8 estadounidenses, 5 canadienses, 5 australianos y un británico, según la información brindada por el ministerio.