El presidente Alberto Fernández regresó a la Argentina tras su gira por Europa, en la que obtuvo el apoyo de líderes del Viejo Continente a la intención oficial de renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Durante su viaje, el jefe de Estado recibió el respaldo de líderes como el Papa Francisco, Emmanuel Macron (Francia), y Angela Merkel (Alemania), entre otros.

El primer funcionario en hacer un balance de la gira fue el canciller Felipe Solá. “Sentimos un ánimo muy fuerte de apoyar a la Argentina”, dijo el ministro que acompañó a Alberto Fernández durante la gira europea. El Presidente recogió apoyos a la posición argentina por la renegociación de la deuda de Alemania, España, Francia e Italia, además del papa Francisco y un respaldo del propio FMI.

“La gira fue excelente, no la podíamos pensar mejor. Confían en las intenciones del gobierno argentino”, ratificó Solá.

Aún en París, antes de emprender el regreso, el presidente Fernández evaluó que su gira por Europa había salido como el gobierno “quería que saliera”. Juzgó que el FMI “debe estar viendo que la región quiere atender lo que la Argentina ofrece como solución” para la cuestión de la deuda externa. Por otra parte advirtió que “los líderes” de las naciones que visitó se sintieron “defraudados” con la gestión de su antecesor, Mauricio Macri.

Alberto Fernadez visitó Italia, España, Alemania y Francia.