La acción de concientización sobre el tratamiento y reciclado de los residuos sólidos urbanos se realizó en Plaza 9 de Julio este martes a la mañana. Allí se depositaron materiales reciclables, limpios y secos, como cartones, papeles, plásticos y latas. “Agradecemos la respuesta y colaboración de las escuelas y los vecinos, porque con el trabajo conjunto, los resultados son mucho mejores”, señaló el secretario de Ambiente y Espacios Públicos, Mariano Cejas.

Como parte de las estrategias ambientales para tratamiento de los residuos sólidos urbanos, el Gobierno de la Ciudad realizó este martes una nueva jornada de ecocanje. Esta vez el lugar elegido fue la Plaza 9 de Julio, en Alvear y Luciano Torrent, en barrio Sargento Cabral. Allí, durante la mañana, se instalaron puestos en los que los vecinos fueron depositando materiales reciclables y secos, como papel, cartón, tetrapack y plásticos; a cambio recibieron plantines de aromáticas y bolsas reutilizables.
“Estas son las actividades que hacemos para tomar conciencia de la importancia del cuidado del ambiente, algo que siempre nos indica José”, señaló el secretario de Ambiente y Espacios Públicos, Mariano Cejas que se acercó hasta el espacio público para conversar y compartir un momento con las vecinas y vecinos de barrio, y con los alumnos de la escuela primaria Nº 4 Sargento Cabral, que participaron de la actividad. También estuvo presente el coordinador del programa de Educación Ciudadana, Erik Lazarte.
Lo recolectado será enviado a la planta de clasificación de materiales reciclables o reutilizables del complejo ambiental, para ser procesado y comercializado por la Asociación Civil Dignidad y Vida Sana, entidad que opera en el lugar. Durante la jornada, además, se desarrollaron propuestas lúdicas para niñas y niños en torno a la temática de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos y su correcta clasificación en origen, entre secos y húmedos, entre otras actividades.

En equipo

Con estas acciones que el Municipio realiza en diferentes puntos de la ciudad, se apunta a dar un mensaje a toda la comunidad sobre la importancia del cuidado del ambiente y el espacio público. “Se trata de una actividad que nos convoca a todos, y por eso son importantes las jornadas y campañas de sensibilización, para que justamente, estas cuestiones que tienen que ver con las costumbres, los buenos hábitos y ejemplos, los podamos tener desde temprana edad”, destacó Mariano Cejas.
Asimismo, valoró la articulación y el trabajo con los establecimientos educativos de la ciudad. “En este caso fue con la escuela Sargento Cabral -señaló el funcionario- cuya comunidad educativa además nos venía pidiendo las obras de puesta en valor de la plaza. Así que aprovechamos este espacio, con las nuevas veredas perimetrales, los juegos y el arreglo del planchón, para llevar adelante estas actividades de sensibilización ambiental, que tienen que ver con cómo tratamos los residuos en nuestras casas, cómo los gestionamos y separamos”. Mariano Cejas informó además que se comenzó a incorporar el compostaje “y cómo puede aprovecharse para cultivar y abonar algunas plantas, en este caso especias aromáticas que traemos del vivero municipal”.
El secretario de Ambiente puso de relieve la participación de los más chicos en las actividades de sensibilización, en tanto “son los principales difusores y los que más empeño ponen en este tipo de acciones. Lo vemos en el tema de la cuestión ambiental, del cuidado del espacio público, y también en el trato con las mascotas y los animales de compañía en las actividades que hacemos a través de la Casa de la Mascotas. Por esto, agradecemos la respuesta y colaboración de las escuelas, y los vecinos, porque con el trabajo de manera conjunta, los resultados son mucho mejores”.

Hábitos y reciclaje

En cuanto a los cambios generados a partir de las políticas de separación, tratamiento y gestión de los residuos en la ciudad, el funcionario resaltó: “Hemos avanzado, sin duda, en la gestión de los residuos que teníamos hace décadas atrás, y que no es la misma que la de ahora. Obviamente, son prácticas y hábitos que tienen que ver con las costumbres y ponerlas permanentemente en práctica, así como seguir avanzando en educación, en sensibilización y con incorporar cosas nuevas, como los estuvimos haciendo en el último tiempo y que también ayudan y son un aporte más”.
Recordó además las recientes campañas de recolección de residuos electrónicos, aluminio y plástico: “Todas son acciones concretas que apuntan a que tengamos mayor conciencia de cómo gestionamos los residuos y cómo hacemos una ciudad ambientalmente más sustentable, y que obviamente esto genere mejores condiciones de vida para todos”.
Durante los meses de mayo y junio, a partir de la colaboración masiva de las vecinas y vecinos, se recolectaron más de 4.700 kilos de elementos electrónicos en desuso, envases de aluminio y plástico. A partir de estas campañas impulsadas por el Gobierno de la Ciudad, estas más de 4,7 toneladas de basura no ocuparon espacio en el relleno sanitario, generaron menor contaminación del ambiente, y al ser reutilizables se transformarán en otros objetos.