La Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) aseguró que tras las elecciones primarias sus proveedores les incrementaron los precios de los productos en un 15% y pidieron al Gobierno ser incluidos en la rebaja del Impuesto al Valor Agregado.

 

El pedido de los kioskeros del país se dio después de que el gobierno de Mauricio Macri decidió después de la devaluación postelectoral reducir a cero el IVA para una serie de productos esenciales de la canasta básica.

La UKRA solicitó al ministerio de Producción y Trabajo bajar el IVA al cero por ciento en alfajores, galletitas, turrones, barras de cereal, jugos, aguas minerales, gaseosas, gaseosas, chicles y pastillas.

Según un informe de la Unión de Kiosqueros Argentinos, unos 28.000 kioscos, almacenes y despensas pequeñas cerraron en el país en los últimos tres años como consecuencia de la caída de ventas, la presión impositiva. Y la suba de costos fijos por la eliminación de subsidios en las tarifas de electricidad.

La situación en Santa Fe

Kiosqueros santafesinos adhieren al pedido. Ana Laura Gil de la Cámara que nuclea a los comerciantes del sector, manifestó: “Llegamos a la conclusión que quedamos afuera y somos los últimos de la cadena de distribución, o sea que el consumidor va a tener que afrontar un aumento del 20% en los productos”.