La tragedia sucedió en Cutral Co. El menor había ingerido el elemento y nadie en su casa lo había advertido. Una infección le provocó varios síntomas, que fueron atendidos como una enfermedad común.

 

Un niño de cuatro años falleció el sábado por la noche. El deceso se produjo como consecuencia de una infección provocada por la ingesta de un clip o gancho que se utiliza en las abrochadoras. Su muerte se confirmó en el hospital de Cutral Co, donde ingresó trasladado por sus familiares.

Según explicó el comisario inspector Ariel Castillo, el pequeño había presentado fiebre y por esta razón en la consulta médica anterior se le recetó la medicación para bajarle la temperatura.

Ese sábado, a las 20, la criatura se durmió y su madre lo acostó. Sin embargo, a las 22, “la mamá lo fue a ver y constató que estaba sin signos vitales”, indicó el comisario. Fue allí cuando lo llevaron rápidamente al hospital local.

Los médicos constataron que el niño presentaba una “sepsia provocada por una lesión perforante por un cuerpo extraño”. La noticia causó dolor entre los vecinos de la comarca petrolera.

Las placas que se le realizaron pudieron establecer la presencia del gancho utilizado en las abrochadoras que había ingerido el nene, sin que nadie lo haya advertido, informó el Diario Río Negro.