En el día mundial para la prevención del suicidio, hablamos con la psicóloga Lucila Bomcompagni acerca de esta temática.

 

En los últimos días, la ciudad de San Jorge se vio enlutada por la cantidad de suicidios que se sucedieron en jóvenes entre 15 y 21 años.

“Es una problemática multifactorial, no se debe a una sola causa. Lo que se vive a nivel social tiene incidencia. La sobre información que hay ahora no es la de antes” dijo la especialista.

“Es fundamental trabajar en las señales de alarma: escuchar cuando de habla de la muerte, cambio de hábitos alimenticios o de sueño. Esto es prevención” recomendó

“Hay que darle importancia a estas cuestiones porque pueden ser importantes. La población adolescente es bastante vulnerable”.

“Los adolescentes suelen caer en el consumo de sustancias para poder escapar del sufrimiento”.

“Aquellos que tienen conducta suicida no tienen tolerancia a la frustración, no soportan la realidad como es” cerró la profesional.