Maximiliano Pullaro
El ministro de Seguridad provincial, quien juró como diputado provincial para el próximo período legislativo, hizo un balance de su gestión. Reconoció que al estar concentrado en los detalles no pudo monitorear aspectos generales.

 


Maximiliano Pullaro, quien ayer juró como diputado provincial, confirmó que seguirá trabajando como ministro de Seguridad hasta la última hora del martes próximo. A modo de balance, resaltó el encarcelamiento de los cabecillas de las bandas criminales más reconocidad del territorio. Pero advirtió que al intentar atender los detalles perdió perspectiva de los aspectos más generales de la gestión.

Leer más: Pullaro: “A una semana de dejar mi cargo estoy bastante preocupado”

De cara a la finalización de su mandato como ministro de Seguridad el próximo 10 de diciembre, Pullaro aseguró: “Soy ministro hasta las 24 horas del día martes. En este momento estoy trabajando para pensar los operativos diarios que hacemos, los datos de delitos. Como siempre tendré el teléfono prendido a toda hora para atender los problemas que surjan”.

Balance

A modo de balance, el funcionario destacó que cuando comenzó sus tareas en la cartera de seguridad, se registraban unas 120 entraderas por mes. Mientras que en los últimos meses la cifra descendió a 7 u 8 hechos mensuales. También remarcó que descendieron los asaltos a taxistas. Dijo que se contabilizaban unos 360 robos de este tipo al mes y que actualmente hay entre 10 y 15.

Dimos muestras ejemplares cuando detectamos a policías cometiendo delitos, puedo demostrar la determinación con destituciones o procesos de policías. El peronismo exoneró a 16 y nosotros a 425”, continuó dando más ejemplos de los logros que consideró se alcanzaron en su paso por Seguridad.

Les fue muy mal a las organizaciones criminales con el este gobierno. Los cabecillas de las bandas criminales están prácticamente todos detenidos” observó. Y enumeró: “Cantero, Ungaro, Funes, Alvarado, Camino, Villaruel, Paz, Piñata están tras las rejas cuando hace 5 años era impensado, se avanzó sobre las segundas líneas”.

Leer más: Granata y Pullaro sortearon los obstáculos

Consultado acerca de si consideraba que había fallado en algún aspecto, respondió: “No volvería a estar tan encima de todas las áreas, en 5 años me tomó 9 días de vacaciones, sufrí un desgaste al estar en lo micro que no me permitió un monitoreo a largo plazo”, analizó.

“Intenté estar y atender a todas las víctimas pero estuve mucho en lo micro, si me hubiera puesto en otro lugar podría haber peleado una ley más moderna para la Policía”, manifestó.