Romero: “lo firmado por el gobernador es un alivio importante”

Miguel Lifschitz, presidente de la Cámara de Diputados

En el día de ayer el gobernador Miguel Lifschitz firmó la prórroga por un año de los contratos de trabajadores del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia, lo que garantiza la continuidad laboral de más de 150 empleados.


Luego de declararse tres días de vigilia frente a Casa de Gobierno por parte de trabajadores precarizados y auto convocados de diferentes dependencias del Estado exigiendo el pase a planta permanente, el gobernador de la Provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, rubricó por un año los contratos de trabajadores del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia.

Pablo Romero, trabajador contratado del Ministerio de Cultura, expresó para Cadena Oh! que “lo firmado por el gobernador es un alivio importante. En la mayoría de los espacios del Ministerio de Innovacion y Cultura sus trabajadores son contratados, lo que quiere decir que si esas personas no estarían trabajando, esos lugares no estarían funcionando o brindando los servicios de calidad que nos tienen acostumbrados”.

Te puede interesar: Lifschitz firmó la prórroga por un año de los contratos de trabajadores de Cultura

El reclamo que logró la firma del gobernador es parte de un largo plan de lucha sostenido por trabajadores autoconvocados y asociaciones gremiales, los cuales estimaron que en la provincia existen alrededor de 1500 personas en estado de precarización bajo la órbita del Estado.

“Los contratos firmados por el gobernador el día de ayer es una tranquilidad, porque nos garantiza que nuestros trabajos tienen algún tipo de respaldo, sin embargo no nos vamos a quedar parados porque nuestro derecho es estar en planta, como todos los que ocupan algún puesto dentro del Estado” expresó Romero.

Te puede interesar: Aseguran que hay 4500 trabajadores precarizados en la provincia

“La modalidad de contratados tiene distintos trámites administrativos lo que provoca que cada uno de nosotros tengamos que ir siguiendo nuestro legajo para saber cuándo vamos a recibir nuestros pagos, no es como un trabajador de planta que sabe que a principio de mes tendrá depositado su salario, nosotros podemos pasar entre 40 a 60 días sin cobrar o incluso más”.

“Nuestro reclamo es hacia el Estado quien históricamente emplea a trabajadores de una forma que no corresponde, el contrato es para personas que prestan un servicio puntual no para quienes realizan funciones. Los distintos gobiernos han engrosado el personal contratado y es una práctica que se tiene que eliminar” finalizó Romero.


Escuchá la nota completa: