Los jubilados que cobran el haber mínimo y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) recibirán a partir del 1º de marzo próximo, un reintegro del 15% del impuesto al valor agregado (IVA) en las compras que realicen con las tarjetas de débito de las cuentas donde se acreditan sus beneficios., anunció este lunes.

En conferencia de prensa en Casa de Gobierno, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont precisó que estos reintegros serán de hasta $700 mensuales por beneficiario, con un tope de $ 1.400 por hogar.

“Estamos trabajando con los listados del padrón de la ANSES (por la Administración Nacional de la Seguridad Social) de todos los titulares de la AUH y de jubilación mínima, que se los daremos a las administradoras de las tarjetas de débito. Esperamos más adelante incorporar a los usuarios de tarjeta alimentaria”, indicó Marcó del Pont.

“Esta decisión surge de un análisis critico del fracaso del gobierno anterior de eximir del IVA a los alimentos de la canasta básica”, señaló la funcionaria, quien sostuvo que esa “fue una decisión muy regresiva en términos distributivos con un costo fiscal del $ 3.000 millones mensuales que poco sirvió y que rápidamente fue consumido por el proceso de aceleración inflacionaria”.

Marcó del Pont precisó que “la propuesta busca no financiar la oferta sino la demanda, sobre todo la de sectores de menores ingresos”, y estimó que es “una decisión con impacto redistributivo muy importante”.