Alberto Fernández se reunió con cerca de 70 representantes de distintos sectores en la Casa de Gobierno, en lo que fue la primera reunión del Consejo Federal Argentina contra el Hambre. Estuvieron presentes el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y personalidades como Marcelo Tinelli, Estela de Carlotto y el periodista Martín Caparrós.

Propuesta

Señalando que es indigno vivir en un país en el que no se considere grave que la gente pase hambre, el gobierno explicó que la propuesta cuenta con un presupuesto de 60 mil millones de pesos, y estimó que en marzo próximo se entregará el 80 por ciento de las tarjetas alimentarias.

Leer más: Alberto Fernández enviará un proyecto para terminar con las jubilaciones de privilegio

Fernández señaló que “este plan no es el plan del gobierno, no es el plan de Alberto Fernández, es el plan de la Argentina. Los dueños de este plan somos los argentinos de bien que no queremos que ningún argentino pase hambre”. Así se manifestó el presidente, invitando “a todos, no me importa de dónde viene, cómo piensan, qué representan”.

Lucha contra el hambre

El plan de lucha contra el hambre puesto en marcha por el gobierno nacional a través del Consejo Nacional Argentina contra el Hambre apunta a llegar a alrededor de 1,8 millones de madres de niños y niñas en situación de pobreza. También la instrumentación de una red de control y capacitación de la nutrición adecuada con una canasta básica saludable. Y el monitoreo de su aplicación por parte de un observatorio.

Arroyo precisó que se espera “llegar a dos millones de chicos y casi 1.400.000 plásticos”, que tienen montos de 4.000 y 6.000 pesos, dependiendo del número de hijos, para madres con chicos menores de 6 años y sin trabajo formal, a mujeres a partir del tercer mes de embarazo y personas con discapacidad, todos ellos titulares de la AUH.