Argentina logró un triunfo histórico ante Serbia por los cuartos de final del Mundial de Básquet de China 2019.

Fue 97-87 en un partido que quedará en los libros a la altura de las grandes gestas de la Generación Dorada y del campeón del mundo de 1950.