Se trata de Roxana Raquel Romero, quien fue designada como jefa de la delegación local de esa fuerza nacional.

El cargo de jefa de la Policía Federal en Santa Fe será ocupado por Roxana Romero, en reemplazo de Mariano Valdés, quien fue desplazado luego del episodio en el que se viera involucrado el pasado 9 de septiembre, cuando fue baleado en la Autopista Rosario-Buenos Aires.

Recordemos que la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich, a través de Twitter había adelantado que Valdés sería removido por “mentiroso” tras asegurar que había sufrido un ataque armado.

Luego los peritajes contradijeron su versión y determinaron que los disparos habían sido efectuados desde el interior del vehículo.

LEER MÁS


Emboscada al jefe de la Federal: apareció un video y piden que la justicia provincial no intervenga

En tanto, Romero, la nueva jefa local, actualmente es subcomisaria de la delegación Rosario y en 2018 fue reconocida por ser la primera mujer en alcanzar altas jerarquías en la institución.

El “relato”

Valdés fue baleado el 9 de septiembre, a las 20.45. Estaba estacionado en su Ford Focus junto con la suboficial Roxana González sobre la banquina de la autopista Rosario-Buenos Aires cerca de Villa Constitución. Herido en un brazo y la ingle, el comisario dijo que habían parado a cambiar la yerba del mate cuando desconocidos bajaron armados de una camioneta para asaltarlos y se originó un tiroteo.

El episodio se presentó confuso, con pruebas que no concordaban con los relatos. Hasta que una pericia ubicó en la escena huellas de otro vehículo así como la presencia de tres armas: una pistola Bersa cuyas vainas se levantaron en el lugar y las secuestradas a Valdés y González, una CZ y una Taurus.

Pero si bien ese informe validó la versión de Valdés la pericia médica conocida el martes dio por tierra con el relato: una aureola cerca de la ingle del comisario suponía que le habían disparado desde mínima distancia. “Si no fue adentro del auto se debería pensar que el asaltante metió la mano por la ventanilla y disparó”, sugirió por el lado del absurdo una fuente de la investigación.

Esa pericia comenzó a derrumbar la teoría del robo mientras crecía la de un conflicto entre los ocupantes del auto, ya que al lado del comisario sólo estaba González. En tal sentido aparecía como crucial lo que pudiera aportar la suboficial de 27 años que ingresó a la PFA hace ocho meses.

Cuando la joven fue citada a declarar se excusó esgrimiendo un certificado psiquiátrico de un médico del Hospital Churruca de la Policía Federal que le aconsejaba no hacerlo. Por eso el MPA ordenó trasladarla por la fuerza pública a Rosario donde, luego de ser examinada por una junta psiquiátrica, fue entrevistada en una charla que continuaba anoche.

Reacción

La reacción de Bullrich ante el engaño no se hizo esperar y estalló anoche en Twitter, donde anunció la urgente separación de Valdés de la fuerza federal, al acusarlo de haber mentido sobre lo sucedido.