La cláusula gatillo ya no seduce tanto a los estatales santafesinos. El líder de UPCN, Jorge Molina, dijo ayer que “tal vez no sea la herramienta” para actualizar salarios en 2020.

El secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Jorge Molina, puso en duda la continuidad de la cláusula gatillo de actualización salarial en 2020. Que a su entender podría ser reemplazada por la política de acuerdo de precios y salarios que propone impulsar el presidente electo, Alberto Fernández.

“Tenemos la esperanza de que haya una política nacional que contemple a los trabajadores, la producción y el empleo. Y que Santa Fe esté inserta en esas políticas. Por lo tanto, quizá la cláusula gatillo no sea la herramienta de 2020”, destacó el líder sindical de los empleados públicos santafesinos.

Cláusula gatillo

La cláusula gatillo es una actualización automática de salarios con la inflación. Los trabajadores estatales en Santa Fe acordaron esta forma de actualización en la negociación paritaria como un mecanismo para mantener el poder adquisitivo del sueldo. Es más, fue defendida siempre por los sindicatos. Y su continuidad era una condición indispensable cada vez que se sentaron con el gobierno provincial en una mesa paritaria. Pero cambios políticos mediante, esa férrea defensa parece empezar a mutar.

Leer más: El gobierno provincial formalizó la clausula gatillo para octubre

“Vamos a tener un cambio de gobierno a nivel provincial y nacional, un nuevo ciclo político en Argentina. Y el presidente electo está planteando una concertación de precios y salarios a nivel nacional. Santa Fe seguramente estará alineada con estas políticas centrales que establezca Fernández”, confió ayer Molina en diálogo con La Ocho.

El líder gremial consideró que todos los factores sociales y económicos deberían contemplar alternativas que contribuyan a salir de la crisis. “No es fácil lograr un buen acuerdo de precios y salarios. Pero creo que hay que hacer todos los esfuerzos necesarios para lograrlo, no podemos seguir con los parches, porque los que más sufren son los trabajadores”.

Contratados

Molina también se refirió al conflicto generado en los últimos días por la situación de contratados cuyo vínculo con el Estado provincial expira a fin de año. “En los últimos días hemos escuchado declaraciones del ingeniero (Miguel) Lifschitz diciendo que no se iba a pasar a planta a los compañeros contratados. Esto se había comprometido en su oportunidad, y frente a esta situación, nos pareció mas prudente y efectivo hablar con las autoridades electas”, afirmó.

Así, contó que se reunió con el gobernador electo, Omar Perotti, le planteó la situación y acordaron darle una solución al tema. “Me pidió que hable con los funcionarios que estarán en los controles administrativos de su gobierno. Y nos transmitió tranquilidad, porque los listados incluyen solamente a compañeros que están trabajando con una antigüedad determinada”, detalló.

En ese orden, detalló que los contratados por los que UPCN pide el pase a planta son 1.600 y reveló que “el compromiso de Perotti es analizar la lista e ir viendo cómo se pueden efectivizar sus cargos”.