Los delincuentes exigieron el dinero al empleado de una farmacia y la mujer que estaba en la tienda también fue a entregar su bolso. ¿Qué pasó después?

La ciudad de Amarante, en el noreste de Brasil, vivía este martes un curioso episodio cuando dos atracadores entraban en una farmacia para robar la recaudación. Pero en el establecimiento, además del encargado, también se encontraba una anciana a la que no solo no le robaron su bolso sino que, además, uno de los ladrones besó en la cabeza.

Los hechos sucedieron este 15 de octubre por la tarde, cuando las cámaras de seguridad de la farmacia grabaron el atraco: dos ladrones armados entraban en el local y obligaban a la persona que estaba tras el mostrador a sentarse con las manos en la cabeza. Mientras uno de ellos le apuntaba con el arma, el otro se dedicó a buscar el dinero y, después, a llevarse diversos objetos de la tienda.

Sin embargo, lo más curioso es el momento en el que el ladrón que está vigilando con su pistola al encargado de la farmacia habla con la anciana que había en la tienda. La mujer, aparentemente, le llega a ofrecer su bolso con tal de que no les ocurra nada, pero el atracador la responde “no quiero tu dinero”, antes de darle un beso en la cabeza.

Se llevaron 900 euros

El dueño de la tienda, Samuel Almeida ha explicado a Globo que su empleado se vio obligado a entregar el dinero que había en la caja, unos 900 euros al cambio. Además, se llevaron otros productos de la tienda, como se puede ver en el vídeo que grabaron las cámaras de seguridad, aunque no han contabilizado el valor de esos bienes.