La mejor manera de dar cierre a una de las mejores sagas de los últimos 30 años. ¿Será la última?

Por fin, y a pedido de todos (nosotros) los fanáticos de la franquicia, vemos nuevamente juntos a Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton formando parte de esta elite ante Terminators avanzados. En este caso no están solos, se les suman Gabriel Luna (el malo), Mackenzie Davis (la buena), Natalia Reyes (la inocente victima).

Para comenzar la crítica, y centrándome en lo único malo que tiene la película: el guion. Y para no decir que es muy malo, voy a decir que es muy rebuscado. La trama se centra en un Terminator del futuro que viaja al pasado para matar a una mujer que engendraría un hijo que en el futuro formaría una legión que acabaría con el ataque de los robots y la tecnología asesina que existiera.

¿Qué? ¿Cómo? Si, la trama es exactamente igual a la primera película de la saga, la de 1984. Aunque ésta sea la sexta entrega, está temporalmente ubicada después de “Terminator 2: el juicio final”; o sea, que pasaría a ser la tercera de la saga. “Terminator: destino oculto” goza de demasiados agujeros y escenas forzadas, por ejemplo: el cómo se reincorpora a la historia el Terminator T-800 (Schwarzenegger) después que lo vimos autodestruirse en Terminator 2. Esa sub-trama más allá de ser mala es muy forzada, para no hacer spoiler no lo vamos a decir. Gabriel Luna interpreta al Terminator Rev-9, una mezcla de un exoesqueleto robótico (igual al Terminator T-800) y material líquido (igual al Terminator T-1000) (mezclemos todo y veamos que sale). Mackenzie Davis interpreta a Grace, un híbrido humano-robot que viene del futuro a salvar del Rev-9 a Dani interpretada por Natalia Reyes, copia fiel de Sarah Connor.

Lo malo del guion solo se aplicaría a una mitad de la película, porque la otra mitad son espectaculares persecuciones y épicas peleas corales realizadas en gran parte con CGI (imágenes generadas por computadora) y efectos visuales que son increíblemente reales y que repuntan cualquier baja que pueda tener la película. Las actuaciones son muy buenas, Linda Hamilton y Mackenzie Davis se llevan absolutamente todos los aplausos. Schwarzenegger y Luna los secundan y Reyes pasa totalmente desapercibida. Demás está en hablar de la banda de sonido que nos ha remontado a las primeras películas y del tratamiento sonoro que ha sido perfecto como en toda la saga.

Hiper recomendada si han seguido la saga o tienen una mínima idea de que se trata.

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=PjarwSq3mxY