La concejala de Cambiemos, Germana Figueroa Casas, solicitó a la Municipalidad de Rosario que brinde detalle por dos licitaciones que se encuentran abiertas para la compra de 340 mil budines y pan dulces para los festejos de fin de año por un monto de alrededor de $ 20 millones.


Además, la edila pidió al Ejecutivo que responda el pedido de informe que realizó a principio de año por compras de similares características por unos 10 millones de pesos, del que nunca recibió respuesta.

Las licitaciones públicas actuales de la Municipalidad son por la compra de 170 mil budines sin frutas de 200 gramos por unidad con un presupuesto oficial de $ 6.796.600, para distribuir en los centros comunitarios por la Secretaría de Desarrollo Social y de 170 mil pan dulces con frutas de 450 gramos por $ 13.407.900 para la Dirección General de Gestión Territorial.

Destino

Al respecto, Figueroa Casas solicitó al Ejecutivo Municipal que indique el destino que se le dará a los budines y pan dulces, detallando el criterio de selección de la entrega, si será a través de instituciones o directamente a las personas, indicando la cantidad, el lugar, así como el método para seleccionarlas y la logística que se implementará para repartirlos.

Cabe recordar que el gasto anterior que había realizado la Municipalidad en noviembre de 2018 fue de $ 9.701.900: $7.134.900 por la compra de 170.000 pan dulces de 400 gramos, adjudicado a la empresa Nomerobo S.A y $2.567.000 a Pampa Global Trade S.A para la adquisición de 170.000 budines sin fruta.

Oferta fraccionada

Por otra parte, Figueroa Casas planteó en ese pedido de informes que debería haberse fraccionado para que pudieran participar panaderías de la ciudad de Rosario que no pueden producir cantidades tan altas. Este año, señaló la edila, “se contempla la posibilidad de fraccionar la oferta pero en no menos de 40.000 unidades, lo que sigue siendo muy alta para pequeños panificadores”, sostuvo.

Germana Figueroa Casas

“En marzo, le pedimos a la Municipalidad de Rosario que indique quiénes fueron los destinatarios de los pan dulces y budines para los festejos de fin de año pasado, el criterio que utilizaron para asignarlos y la metodología de la entrega, pero pasaron los meses y no obtuvimos ninguna respuesta. En esta oportunidad, al observar que se realizó la apertura de dos nuevas licitaciones para este año con un monto que ronda los 20 millones de pesos, presentamos un nuevo pedido de informe”, remarcó Figueroa Casas.