La maratón por el presupuesto

Contra viento y marea, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, enviará al Senado el proyecto de presupuesto 2020 para que mañana, en el recinto, obtenga media sanción. Según los guarismos del socialismo, los dos tercios de votos necesarios para que el proyecto sea remitido a diputados, están garantizados.

El presupuesto del año próximo, fue uno de los mayores temas de rispidez entre el actual mandatario y su sucesor, Omar Perotti. A pesar de que el entorno del rafaelino reiteró a comienzos de semana la necesidad de que Lifschitz cumpla con los compromisos asumidos y no envíe a la Legislatura el presupuesto, el proyecto será remitido para que tanto mañana como la semana próxima en diputados, se vote en ambas cámaras a libro cerrado y se de curso legal a su sanción.

En un presunto amparo en los pedidos de Diputados y de Senadores para sancionar el presupuesto antes de fin de año, el actual gobernador remitirá el proyecto a pesar de que había acordado en el mes de septiembre, que la estimación de gastos y recursos para el año próximo la haría el gobierno entrante.

En los últimos días, Miguel Lifschitz manifestó que el equipo de Economía estaba realizando las últimas definiciones y se encontraba en la etapa final de su redacción. Mientras que el gobernador aseguró que dejará una herencia económica positiva con una administración prolija, Perotti replicó que el déficit que entregará el actual mandatario cuando acabe su gestión estará por encima de los 19.000 millones de pesos.

Finalmente, mañana será el día en que el proyecto hará su aparición sobre tablas, luego de arduas disputas y habladurías.