Juego de negociaciones

Cámara de Diputados. Imagen ilustrativa.

Con el aval de Cambiemos y sin ninguna modificación, el Frente Progresista logró  el dictamen en la comisión de Presupuesto y Hacienda, al proyecto votado la semana anterior por el Senado santafesino. Con seis votos a favor (Blanco, Galdeano, Oliver, Angelini y Arcando) y cuatro en contra, el oficialismo consiguió las voluntades necesarias para que el mensaje del ejecutivo obtenga su aprobación.

Durante la mañana de hoy, sin embargo, está programada una nueva reunión, donde posiblemente se realicen algunas modificaciones al proyecto, sobre todo en los puntos referentes a coparticipación y a disponer de recursos de bienes de capital para gastos corrientes.

Esto permitió un giro en el justicialismo, que admitió su disposición a realizar esfuerzos y voluntades para aprobar el presupuesto, no obstante, de no existir cambios, el PJ trataría de funcionar de manera conjunta con la oposición para evitar que el socialismo transforme en ley la iniciativa del ejecutivo, y transferir así, la redacción de los números y cálculos provinciales luego del 11 de diciembre, una vez efectivizada la asunción de Perotti.

En un principio, la intención del Frente Progresista era despachar favorablemente el texto para poder sancionar la iniciativa remitida por Lifschitz con mayoría simple antes del final de las sesiones ordinarias. Sin embargo, ahora, los canales de diálogo parecen abiertos y comienza un corto pero intenso juego de negociaciones para dar por finalizada una de las grandes disputas que signó la transición entre dos signos políticos distintos.